HISTORIA DE LOS ANUNCIOS CLASIFICADOS.

Desde el primer aviso público pintado sobre una roca en las ruinas de Pompeya hasta el Internet hoy en día, la historia de nuestra cultura puede ser representada en nuestros anuncios clasificados o publicidad. Estos anuncios cuentan la historia de las necesidades básicas de los seres humanos a través de los años y nos dan una idea de cómo eran éstas personas y como era su vida. Las pistas en estos anuncios nos muestran detalles de la manera como era la vida en ese tiempo, que ropa usaban, herramientas, etc.

En Inglaterra en el siglo XV, los avisos escritos a mano eran clavados en los postes y las paredes en las áreas públicas. Aproximadamente durante los años 1, 600, libros de noticias fueron impresos con ejemplos tempranos de personas que buscaban anuncios de terrenos perdidos. En los Estados Unidos el primer periódico público fue impreso en el año 1,690 en Cambridge, Massachusetts, pero el primer anuncio clasificado se publicó hasta el año 1,704 en el Boston News-Letter. Este anuncio preguntaba a los lectores si ellos querían anunciar cualquier casa, terreno, barco, bienes o mercancía en el periódico por una cuota razonable. Desde entonces el concepto de publicidad y anuncios creció y se extendió alrededor del mundo. Algunos ejemplos de los primeros clasificados en la categoría de Perdido y encontrado eran:

“Se encontró la semana pasada una silla de montar, con varias manzanas y otros costosos comestibles”. Publicado en enero de 1778 en el Massachusetts Spy o American Oracle of Liberty.
Una reflección de los tiempos y su cultura vino a ser más evidente con los anuncios a principios de los años 1,800 para la captura de esclavos fugitivos. Los anuncios contenían información mas detallada a cerca de la dirección donde responder al anuncio o qué hacer en caso de que el esclavo fuera capturado, cuanto se ofrecía de recompensa por su captura, y un incentivo monetario extra si se castigaba al esclavo a latigazos por haber huido. En cambio, eran colocados anuncios para contactar al propietario del esclavo encontrado y si éste no respondía en el tiempo estipulado, el esclavo sería vendido al mejor postor.

Después de la guerra civil, los periódicos afroamericanos permitían a los esclavos libres colocar anuncios para buscar y encontrar a los miembros de sus familias, quiénes habían escapado o vendido muchos años antes.
Cientos de años después las personas continúan buscando, pero hoy en día, las búsquedas son más como: empleo, casa, carros, antigüedades, o pareja. La sección de encontrados y perdidos todavía existe, pero los anuncios son ahora por mascotas o artículos personales, no personas.

Otro cambio ha sido la INTERNET, trayendo los clasificados a una nueva luz. Biliones de anuncios clasificados son subidos a Internet.
La evolución de los anuncios clasificados nos ha traído un lugar donde los tiempos han cambiado pero la naturaleza humana continúa siendo la misma. No importa en cuál siglo nos encontremos, las personas siempre colocarán anuncios para vender sus pertenencias, encontrar artículos perdidos, buscar empleo, o encontrar una oferta. Los anuncios clasificados son eternos.

Comments are closed for this entry.